Invertir en agentes de cambio fundamentados, es la mejor solución a la crisis de inmigración

0 Comment
18 Views

Me invitaron a asistir al Foro Mundial de Filantropía, lo que fue un gran honor. Organicé una mesa redonda sobre cómo la crisis de la inmigración en Estados Unidos podría paliarse invirtiendo en organizaciones comunitarias locales en Guatemala.

Se aprendió mucho de colegas, donantes y académicos sobre el entorno de la filantropía en California. Ello se debe a que es una región clave desde la que Pionero busca donantes para apoyar a las organizaciones sin ánimo de lucro fundamentadas.

Los debates no abordan las causas profundas de la migración

El segundo día, asistí con interés a un debate inaugural titulado «Enfrentarse a la inmigración en la frontera». Admirables panelistas subieron al escenario, como Johnathan Ryan, de Raices, y Carolyn Miles, de Save the Children. Estoy de acuerdo con el sentir de todos y con que las condiciones en las que se encuentran los inmigrantes son, como poco, aborrecibles.

Sin embargo, el debate no abordó de forma significativa las causas profundas de la crisis de inmigración. No abordó por qué la gente huye del triángulo norte en primer lugar. Sin duda, abordar la causa, en lugar de tratar los síntomas, es el camino equivocado para lograr un cambio significativo. Si el objetivo de la filantropía es apoyar a estas comunidades, hay que abordar las causas profundas de su sufrimiento. No basta con echar una mano cuando el daño ya está hecho y las familias destrozadas.

Panelistas en el debate «Enfrentarse a la inmigración en la frontera» en The Global Philanthropy Forum 2019
Oradores en el escenario de la reunión anual del Global Philanthropy Forum el 3 de abril de 2019 en Redwood City, CA.

Además, a largo plazo, acoger a más inmigrantes empeora la situación en los países de donde proceden.

Como demuestra Beck con su eficaz demostración, el millón de inmigrantes que EEUU sí acepta cada año son los que serían los agentes del cambio en sus comunidades de origen si no hubieran emigrado,. Cada año, equilibrando nacimientos y muertes, hay 80 millones más de personas en situación de pobreza. Estados Unidos podría aceptar 5 millones más al año, pero nunca se adelantará al problema, no en este siglo.

Los líderes locales deben contar con más apoyo

Los verdaderos héroes son los que podrían emigrar, pero se quedan para aplicar sus conocimientos y ayudar a sus comunidades. Estos son los verdaderos campeones y héroes anónimos que veo y con los que trabajo día tras día. Estos son los valientes líderes de comunidades, empresas y organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan (normalmente por unos céntimos) para apoyar a sus comunidades. Lo hacen para salir de la pobreza y no tener que tomar la desgarradora decisión de abandonar a su familia.

Personas como Allan Ortiz, que aparece en el siguiente vídeo de uno de nuestros muchos socios sin ánimo de lucro, Caras Alegres. Gracias a Allan y a su equipo, ha ayudado a sacar de la pobreza a muchas familias como la de María (ver el vídeo de abajo para conocer la historia completa). Es a personas como Allan a la que los filántropos deben apoyar para lograr un cambio y una mejora sostenible a largo plazo en estas comunidades.

La inmigración nunca será una forma eficaz de hacer frente al sufrimiento de las personas en el mundo. El 99,9% nunca podrá emigrar a los países ricos.

El único lugar donde se les puede ayudar es donde viven. Apoyemos alíderes locales que ya trabajan en sus comunidades para que el impacto sea aún mayor.

Para saber cómo puede apoyar a estos agentes de cambio, póngase en contacto con nosotros hoy mismo para una consulta gratuita.