COVID-19: la respuesta de Guatemala y de las organizaciones sin ánimo de lucro miembros de Pionero

0 Comment
81 Views

A pesar del número comparativamente bajo de casos en Guatemala, y de la rápida acción del gobierno para cerrar escuelas, fronteras y negocios no esenciales, esto no significa que el país y, por extensión, el sector no lucrativo de Guatemala estén escapando ilesos del COVID-19.

Por su naturaleza, las organizaciones sin ánimo de lucro rara vez disponen de un colchón financiero en el que apoyarse en tiempos difíciles, por lo que son peligrosamente vulnerables a las crisis. Ha sido muy interesante (y triste en algunos casos) ver cómo han reaccionado para apoyar a sus comunidades.

En este blog, nos fijamos en algunas organizaciones sin ánimo de lucro miembros para ver cómo reaccionaron ante la situación del COVID-19.

Contexto sobre Guatemala

En primer lugar, es importante esbozar el panorama del país para comprender las repercusiones económicas del COVID-19 y las medidas puestas en marcha por el Gobierno.

Los principales generadores de empleo son la agricultura y la ganadería (33%) y el comercio, el transporte, el alojamiento y la restauración (27%), que juntos aportan el 39% del PIB. El Ministerio de Turismo (INGUAT) calcula que más de 677.000 personas trabajan en el sector turístico, lo que en un país que ha cerrado fronteras y cancelado procesiones durante el periodo más rentable del año, la Semana Santa, augura consecuencias económicas devastadoras.

trabajadores informales guatemaltecos
2 de cada 3 guatemaltecos trabajan en el sector informal, como vendedores ambulantes de productos y alimentos. Con las medidas del toque de queda, la ausencia de turismo y el hecho de que la gente se quede más en casa, esta mayoría de la población es la más desfavorecida.

Además, 2 de cada 3 guatemaltecos trabajan en el sector informal, lo que suele implicar actividades como vender cosas en la calle y vivir al día.

Con el distanciamiento social y los toques de queda agravados por la disminución del turismo y los temores en torno a la sanidad, tememos imaginar cómo se las arreglaron la mayoría de los guatemaltecos para sobrevivir.

El gobierno tomó medidas para ayudar a las pequeñas empresas, al sector sanitario y a las poblaciones vulnerables en general a hacer frente estructural y económicamente a la crisis COVID-19.


COVID-19 Medidas gubernamentales incluidas:


paradoja social
La ilustración anterior resume perfectamente la paradoja de países en desarrollo como Guatemala, donde quedarse en casa para la mayoría de la población simplemente no es una opción si quieren sobrevivir.
El hombre rico le dice «Quédate en casa», a lo que el limpiabotas le responde que necesita otros 25 quetzales (unos 3 dólares) para pagar su habitación.

Aunque estas medidas parecen positivas, algunos creen que no han ido lo suficientemente lejos para ayudar a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Algunas organizaciones como Paraíso Igual y el thinktank lCEFI creen que, a pesar de estas medidas, hasta 17. El 25% de los trabajadores del sector informal perderán completamente sus ingresos.

Exigen que se tomen medidas adicionales como:

La paradoja es HOW la mayoría de la población que no puede trabajar desde casa puede cumplir con el protocolo «Quédate en Casa / Stay at Home», el cierre a las 4 de la tarde y los estrictos protocolos sanitarios cuando:

a) Dependen de los ingresos diarios para pagar el alquiler y tener una vivienda en la que vivir

b) Dependen de sus ingresos diarios para pagar las facturas del agua para lavarse las manos y comprar desinfectante de manos, etc.

Parece que la mayoría de los trabajadores informales no podían ganar de ninguna manera, o bien se quedaban en casa, incapaces de ganar dinero o de pagar las facturas y el alquiler, lo que significa que pronto no tendrían una casa en la que vivir ni agua con la que lavarse las manos. O no se quedan en casa y trabajan para poder pagar el alquiler y las facturas, pero se arriesgan a contaminar a los demás y a infringir el toque de queda de las 4 de la tarde, con lo que corren el riesgo de ir a la cárcel.


Teniendo todo esto en cuenta, ¿Las organizaciones sin ánimo de lucro hicieron frente a COVID-19?

apoyo de la ihf
Foto de la familia de Integral Heart comprando antes de hacer las cestas de alimentos para las familias a las que atiende en su escuela.

Como era de esperar, las organizaciones sin ánimo de lucro miembros de Pionero Philanthropy, que tienen bajos presupuestos operativos, tuvieron dificultades.

Las organizaciones sin ánimo de lucro especialmente afectadas fueron las que dependían en gran medida del turismo y/o de los ingresos y ayudas de voluntarios extranjeros. Por ejemplo, Niños de Guatemala (una organización sin ánimo de lucro relativamente grande y bien establecida) despidió a la mitad de su personal de oficina y redujo el sueldo de la mitad restante en un 50%. Estas medidas se tomaron al perderse aproximadamente el 30% de sus fondos debido a la cancelación de grupos de voluntarios extranjeros. Esto acabó con los ingresos de sus negocios sociales centrados en el turismo.

No obstante, algunas organizaciones sin ánimo de lucro respondieron rápidamente a las necesidades directas de sus comunidades y recurrieron a las redes sociales para llegar a los simpatizantes.

Por ejemplo Integral Heart Family (IHF)una pequeña escuela sin ánimo de lucro con sede en Antigua para 80 niños de familias con bajos ingresos. La escuela tuvo que cerrar debido a las medidas del Gobierno, pero la IHF se movilizó para apoyar a la comunidad a la que sirve. La IHF se dirigió a las redes sociales y a Global Giving y ya ha superado su objetivo de recaudación de 15.010 dólares.

La FIH mantuvo constantemente informados a sus simpatizantes sobre la entrega de paquetes de asistencia a cada una de sus familias. También consiguieron que se pagara íntegramente a su personal. ¡¡¡Hay que quitarse el sombrero ante la FIH!!!

ARCAs es una de las pocas organizaciones sin ánimo de lucro que ayuda a la rica fauna de Guatemala a través de sus programas de rehabilitación y liberación. A pesar de tener más de 30 años, sufrieron enormemente durante la pandemia de COVID-19. ARCAS cuida de más de 500 animales tanto en su centro costero como en el centro de la selva tropical, más al norte.

Sin embargo, los voluntarios extranjeros y los estudiantes de veterinaria cancelaron sus viajes debido a la pandemia de COVID-19, la organización sin ánimo de lucro está en peligro. Al igual que la FIH, ARCAS recurrió a Global Giving para recaudar 10.000 dólares con los que sufragar sus gastos.

ARCAS wildlife nonprofit
La clínica de ARCA cuenta con estudiantes de veterinaria en prácticas para ayudar a rehabilitar a sus animales. Lamentablemente, debido a la pandemia, muchos han cancelado sus planes, dejando a la organización sin ánimo de lucro sin apoyo.

¿Quieres ayudar?

Los estrechos lazos comunitarios y el conocimiento local de las organizaciones sin ánimo de lucro son esenciales para apoyarlas en estos tiempos sin precedentes.

Aunque los planes del Gobierno parecían prometedores, las organizaciones sin ánimo de lucro colaboraron en el desembolso de la ayuda y en la asistencia a los que se quedaron al margen.

Además, no se sabe con certeza cómo se gestionaron y distribuyeron los fondos públicos entre quienes los necesitaban.

¿Quieres apoyar a las organizaciones sin ánimo de lucro mencionadas? Haga clic en sus enlaces. Si desea conocer más organizaciones sin ánimo de lucro en Guatemala, póngase en contacto con nosotros.